ULTIMAS NOTICIAS

[NOTICIAS][slideshow]

EL MINISTRO SALINAS FUE VISTO EL SÁBADO EN EL BALNEARIO SOLÍS: ¿QUÉ EXPLICACIÓN TIENE?

El ministro de Salud, Daniel Salinas, fue visto el sábado en horas de la tarde por vecinos del balneario Solís, primero en el fondo de su casa junto a su esposa y un hombre, y luego en el supermercado El Dorado.



Los residentes habituales de Solís conocen a Salinas, que veranea allí hace años, e identifican su casa y su auto personal, que estuvo estacionado allí al inicio de la Semana de Turismo. Fue justo el día en que el ministro del Interior, Jorge Larrañaga, y el de Turismo, Germán Cardoso, sobrevolaron la Ruta Interbalnearia en helicóptero para controlar y desestimular el tránsito de los montevideanos a los balnearios costeros.

En un contexto de amplia exhortación de las autoridades a quedarse en casa, ¿qué hacía el ministro de Salud el sábado en Solís? El ministro le dio su explicación a El País:


"Mi cuñado volvió de España en uno de los vuelos de repatriados. Lo cuarentené en mi casa en balneario Solís, para que cumpliera la cuarentena. Lo mandé con un hijo, ambos con una máscara N95 (un tapabocas de alta densidad), y víveres hasta que le alcanzaran. Le duraron una semana. El sábado, con mi señora, fuimos a llevarle víveres de nuevo porque no puede salir de la casa a comprar al supermercado, ¿me entiende? Se le rompió la heladera, compré una heladera en el supermercado El Dorado, fui y vine", dijo Salinas, que admitió sentirse "afectado" por lo que catalogó de "una pavada", "un escándalo" y también "una vulneración de todos los derechos".


Salinas no recuerda exactamente a qué hora salió de su casa esa tarde. Hizo las compras en un supermercado de la zona y llegó a Solís a eso de las cuatro de la tarde. Dice que estuvo como máximo "40 minutos o una hora" junto a su esposa y su cuñado. En ese momento hubo vecinos que lo vieron conversando en la barbacoa de su casa, con bebidas sobre la mesa, y que contaron a El País que se sorprendieron de observar al ministro en esa situación.

Luego, Salinas fue junto con su su esposa al supermercado y le compró una heladera nueva a su cuñado, ya que la que tenía estaba "haciendo ruido". El ministro mostró a El País la factura de la compra, que confirma que fue realizada a las 17:24 del sábado. Aseguró que luego volvió a la casa a dejar el tiquet (el lunes le harían entrega del electrodoméstico a su cuñado) y que se retiró. No pudo decir con exactitud las horas porque usa telepeaje, por tanto no cuenta con el comprobante.

De todas formas, insistió en que esa misma noche estuvo en el Ministerio de Salud con unos 25 médicos, "dándoles ánimo para abordar el Greg Mortimer", y que a la mañana siguiente fue con el canciller Ernesto Talvi -como se lo pudo ver públicamente- al puerto a presenciar la asistencia de los pasajeros infectados del crucero.  

"¡Yo no me fui a pasear a ningún lado! Y he trabajado todos los días, he aparecido en la prensa todos los días. Fui a llevarle víveres secos, carne, pollo, hamburguesas, para que el tipo comiera, para que no saliera de la casa", resaltó Salinas. "Cuando él llegó, el viernes (28 de marzo), estuvo en mi casa en Montevideo, en Parque Miramar. Mi hijo, que iba a Punta del Este, lo llevó con su máscara. Y él está solo en la casa esperando a que este viernes se cumplan los 14 días", dijo luego el ministro, que agregó que el viajero está "asintomático".

Luego justificó su decisión de ir al balneario. "¡Es una acción totalmente humanitaria, ajustada en todo a las propias normas del ministerio! Podría haber ido mi señora y pasaba desapercibida, de pronto. La gente me quedó mirando, pero no estaba de paseo ni nada, ni de vivo, para nada", aseguró Salinas, que reconoció sentirse "afectado" y "muy dolido" por el hecho de que los vecinos hayan hecho llegar esta información al diario.


En ese sentido, consideró que el hecho de que esto haya trascendido es "lamentable": "Es el colmo. Llega a un nivel de acoso, te juro. Está rozando la indecencia".

Salinas dice que si bien entiende que la filtración se dio en el marco del pedido del gobierno de cuarentena voluntaria, y que es un tema sensible para la población, "el punto es precisamente" que él está cumpliendo la cuarentena y "haciéndola respetar". "Por eso es que le llevo la comida, para que no salga de la casa. Estoy siendo pulcro, puntilloso, ordenado".

Finalmente, hizo un descargo de cómo se siente estrenando el cargo de ministro de Salud en medio de una pandemia, bajo el estrés de "el escrutinio y la maldad de la gente". Aseguró que le hacen "bullying".

"Estoy bajo mil presiones, de sindicatos, prensa. Realmente, le regalo mi lugar. Ojalá que nunca en su vida esté en una posición como esta. Es un puesto de mucha responsabilidad, sí, y así lo ejerzo. Por eso me lastima y me duele. Me siento dolido. Por toda la previa que hubo, toda la campaña que usted sabe bien, eran todos infundios. Y ahora estoy teniendo una actitud que es absolutamente humanitaria para con todo el país, haciendo un desgaste de 16, 17 horas diarias de entrega. Estoy en cada cosa que pasa, trabajo sábado y domingo, no duermo. Hago que los demás respeten y que hasta algún pariente político respete y que cuando venga ni siquiera salga de la casa, que esté en el jardín, sentado nomás, tomando aire. Estoy haciendo que se cumpla, y encima me dicen esto. Ta, es el colmo. El estrés mío ya se me fue al diablo".

Fuente - El País

No hay comentarios:

Coronavirus

[CORONAVIRUS][stack]

Policiales

[POLICIALES][grids]