Receta - Te enseñamos a preparar unas ricas alitas de pollo al horno

Si queremos unas alitas de pollo crujientes mucho más saludables que cocinadas en fritura, te recomendamos esta fantástica receta de alitas de pollo al horno. Te van a gustar hasta mucho antes de comerlas, pues el olor que desprenden del horno mientras se hornean es riquísimo.



Ingredientes:

 15 alitas de pollo

 2 cucharadas soperas de pimentón dulce

 2 cucharadas soperas de orégano

 2 cucharadas soperas de comino

 2 cucharadas soperas de curry

 cebolla en polvo

 1 cucharada postre de sal

 1 pizca de pimienta negra recién molida

 2 cucharadas soperas de aceite de oliva

 100 gramos de mantequilla


Pasos a seguir para hacer esta receta:

1- Añade sal a las alitas por todos los lados. Pon en un bol una cucharada sopera de pimentón dulce, otra de orégano, otra de comino, una cucharada de cebolla en polvo y una cuchara de postre de curry. Espolvorea pimienta negra recién molida, incorpora las dos cucharadas de aceite de oliva, las alitas de pollo y mezcla con las manos hasta repartir bien las especias por la carne. Las especias aportarán sabor y crearán una capa externa crujiente.


Truco: puedes utilizar pimentón picante en vez de dulce.


2- Tapa el bol con papel film transparente y resérvalo en la nevera al menos 30 minutos, o mejor déjalo toda una noche.


3- Precalienta el horno a 200 ºC. Derrite la mantequilla en el microondas y añade una cucharada sopera de pimentón dulce, otra de orégano, otra de comino, otra de cebolla en polvo y una cucharada de postre de curry. Mezcla bien.


Truco: para hacer unas alitas al horno sanas, sustituye la mantequilla por zumo de limón y miel.


4- Saca las alitas de la nevera y colócalas en una bandeja amplia o en una bandeja de horno. Pincela las alitas con el preparado de mantequilla y especias por la cara que has dejado hacia arriba. De esta forma, te quedarán unas alitas al horno crujientes y jugosas al mismo tiempo. Hornea las alitas con calor arriba y abajo durante 25 minutos.


Truco: este paso es opcional y también podrías cocinar la carne sin pincelarla, de manera que te quedaría más crujiente por fuera.


5- Saca las alitas del horno pasado los 25 minutos y dales la vuelta. Pincela con la mezcla de mantequilla y especias la cara que has puesto hacia arriba y vuelve a hornear 20 minutos más o hasta que veas que la piel está a tu gusto. Como buscamos unas alitas de pollo al horno crujientes, puedes dejarlas unos minutos más para que acaben de tostarse.


6- Sirve las alitas de pollo al horno recién hechas directamente de la fuente o sirviéndolas en los platos. Dependiendo del tiempo de cocción final y de la cantidad de salsa que uses para pincelarlas, te quedarán o menos crujientes. Igualmente, recuerda que puedes eliminar la salsa para un acabado más tostado. De cualquier forma, esta receta de alitas de pollo al horno crujientes queda deliciosa.




Publicar un comentario

0 Comentarios