Según INE, pobreza en Uruguay se redujo en 50.000 personas en el primer semestre de 2021

Según el último informe del Instituto Nacional de Estadística (INE), la pobreza descendió de 11,6% a 10,2%, 1,4 puntos porcentuales menos, lo que representa unas 50.000 personas si se compara el primer semestre de 2021 con el promedio de 2020. Otro dato destacado es que la principal reducción se observa en el grupo de menores de 6 años, de 21,3% a 16,1% (unos 13.000 niños), seguido por la franja etaria de 6 a 12 años.

La cantidad de personas pobres disminuyó notoriamente, tras la afectación por la pandemia de coronavirus COVID-19.

En el ítem referido a la incidencia de la pobreza en personas y según año y grupos de edades del Informe semestral de pobreza e indigencia correspondiente al primer semestre del INE el principal descenso se observa en el grupo de menores de 6 años, de 21,3 a 16,1%. Este dato constituye el más bajo en ese segmento etario desde 2006, desde que se registra la serie.

Desde el Gobierno se ha apostado a generar fuentes de trabajo como el camino más genuino para seguir reduciendo la pobreza. Un reflejo de ello es que entre enero y octubre de 2021 se crearon 42.000 puestos de trabajo y en el primer semestre de 2021 la pobreza se redujo en 50.000 personas.

Por primera vez, el instituto comienza a realizar la divulgación semestral de resultados de pobreza e indigencia en las personas y los hogares medidos a través del método de ingreso y desigualdad. Con esta nueva modalidad, se podrá realizar un seguimiento más dinámico de estadísticas relevantes para la población, lo que favorece la toma de decisiones de manera oportuna, informó a Comunicación Presidencial, Diego Aboal, titular del INE.

También pasarán a estar disponibles los microdatos de la Encuesta Continua de Hogares de forma semestral, antes lo estaban de forma anual. "El país pasa a tener medición de la pobreza en forma semestral y además libera los microdatos vinculados a la Encuesta Continua de Hogares con esa misma frecuencia”, subrayó Aboal.

Recordó que desde hace varias décadas el INE, a similitud de organismos similares de otros países de la región, utiliza un método por el cual pondera el valor de una canasta de consumo básica de alimentos y productos no alimenticios. Si los ingresos de los hogares están por encima, se los considera no pobres y, por debajo, pobres. “Sin discontinuar esta metodología, lo que estamos haciendo es generar, a partir de 2022, un nuevo indicador que ayuda a medir la pobreza en forma multidimensional”, señaló el entrevistado.

Fuente - Presidencia

Publicar un comentario

0 Comentarios