Video | Detienen al principal proveedor de drogas a bocas de Canelones y Montevideo

Se trata de un hombre de 29 años conocido como “Yankee”. Junto a él fueron detenidas otras cinco personas que se encontraban en los siete allanamientos realizados donde se incautó más de dos kilos de marihuana y cocaína y cerca de un kilo y medio de pasta base.

La Dirección General de Represión al Tráfico de Drogas detuvo a dos personas entre los que se encuentra el cabecilla de un grupo criminal que ingresaba droga desde Brasil y abastecía bocas de venta de estupefacientes de Ciudad de la Costa, Atlántida y Montevideo.

La operación “Quarter”, bajo la órbita de la Fiscalía de Estupefacientes de 1º turno, comenzó en setiembre de 2020 y permitió identificar a varias personas involucradas en la maniobra.

En el marco de la investigación el Juez Especializado en Crimen Organizado de 1º turno ordenó el allanamiento de siete viviendas en los departamentos de Montevideo, Canelones y Maldonado.

Éstos culminaron con la incautación de 2 kilos con 881 gramos de marihuana, 2 kilos con 246 gramos de cocaína y un kilo con 432 kilos de pasta base, seis armas de fuego, una pistola de aire comprimido y municiones de distintos calibres. Además, 26 cajas de un medicamento utilizado para la prevención y/o tratamiento de la deshidratación.

También fueron decomisados nueve celulares, cinco balanzas de precisión, 27.900 pesos, 208 dólares y dos autos.

Cinco personas fueron detenidas en los allanamientos realizados y otra posterior a las inspecciones.

De los seis detenidos, tres recuperaron la libertad, uno fue emplazado y los restantes dos resultaron condenados. Al cabecilla de la organización se le tipificó un delito continuado de tráfico de sustancias estupefacientes prohibidas en la modalidad de distribución en calidad de autor a la pena de tres años y dos meses de penitenciaría.

El segundo condenado fue como autor penalmente responsable de un delito de tráfico de sustancias estupefacientes prohibidas en la modalidad posesión en reiteración real, con dos delitos de tráfico interno de armas de fuego y municiones, a la pena de tres años y seis meses de prisión.

También se ordenó el decomiso de todo lo incautado, la droga será destruida, las armas de fuego quedarán a disposición del Servicio de Materiales y Armamento del Ejército y los restantes objetos incautados, incluidos los vehículos, quedarán a disposición de la Junta Nacional de Drogas.



Fuente: Departamento de Investigaciones de la Dirección General de Represión al Tráfico Ilícito de Drogas

Más Noticias