La Justicia decreta la quiebra de Correo Argentino S.A, la empresa de la familia Macri, por una deuda millonaria

La Justicia de Argentina decretó este lunes la quiebra de Correo Argentino S.A., una empresa postal de la familia del expresidente Mauricio Macri, al fracasar el proceso judicial de salvataje de la compañía, informó la agencia estatal Télam.  

La decisión fue adoptada por la jueza en lo Comercial Marta Cirulli, luego de que fuera rechazada una nueva propuesta de la empresa postal, perteneciente al Gupo Macri, que no satisfizo el interés del Estado Nacional, acreedor Categoría A. 

La deuda que la familia del exmandatario tiene con el Estado asciende a casi 6.000 millones de pesos (más de 62 millones de dólares).  

La causa por el concurso de acreedores se inició en 2001 y llevaba más de 20 años en trámite, aunque tomó mayor trascendencia en 2016, cuando el entonces Gobierno de Mauricio Macri acordó en forma discrecional que el Grupo Macri pudiera saldar la deuda mediante el pago, en cuotas, de 1.011 millones de pesos (poco más de 10 millones de dólares), trato que la fiscal del fuero comercial Gabriela Boquin rechazó por considerarlo "abusivo" y ruinoso para las arcas del Estado.

Para Boquin, con este convenio el presidente intentaba ya no saldar, sino condonar la deuda, ya que el pago ofrecido representaba una quita del 98,8 % del monto total.  

Por este caso, que se conoció en 2017 gracias a una investigación periodística a solo 6 meses de que asumiera la Administración de la coalición Cambiemos, el presidente fue imputado judicialmente y su popularidad se vio afectada, por lo que tuvo que anunciar la cancelación del acuerdo y el reinicio de las negociaciones para resolver la deuda del Grupo Macri con el Estado.

El domingo, el expresidente Macri publicó desde Europa una carta en la que denunció ser víctima de una "persecución" y acusó al Gobierno del peronista Alberto Fernández de buscar "venganza" a través de la causa en la que se investiga la deuda de la empresa postal con el Estado nacional.

"El Gobierno busca venganza. Buscan dañarme y tienen como objetivo a mis hijos. Ese acto lo ejecutan a través de la Justicia, manipulada por el procurador del Tesoro, Carlos Zannini. De eso se trata el caso del Correo Argentino S.A", aseguró Macri en el texto difundido en sus redes sociales.

El origen de la deuda

En noviembre de 2003, cuando apenas llevaba seis meses como presidente, Néstor Kirchner rescindió la concesión del Correo Argentino que el Grupo Macri tenía desde 1997.

La decisión se justificó, porque la empresa ya llevaba dos años en concurso preventivo y no había pagado el impuesto que debía cubrir al Estado por llevar a cabo las operaciones de servicio postal.

Para 2001, la deuda del Correo con el Estado era de 296 millones de pesos, que entonces equivalían a 296 millones de dólares, ya que en el país regía la ley de convertibilidad, que equiparaba ambas monedas. 

Con el paso de los años, el fin de la convertibilidad y varias devaluaciones en el camino, la deuda del Grupo Macri con el Estado creció, y en la actualidad son más de 5.000 millones de pesos los que reclama la Procuración Del Tesoro Nacional a los deudores.

Más Noticias