Denuncian graves casos de corrupción policial en Treinta y Tres

Una serie de denuncias de corrupción policial en Treinta y Tres involucran al jefe de Policía departamental, y están en conocimiento de ellas el ministro del Interior Luis Heber y el fiscal de corte adjunto Juan Gomez. 

Un policía delegado del sindicato policial denunció que el jefe de Policía estaba en poder de graves denuncias y no había hecho nada con ellas

Una de esas denuncias presentada por una ciudadana reveló que personal de investigaciones le decía a los denunciantes de hurtos que las cosas robadas estaban en poder de delincuentes y que ellos solo podían recuperarlas previo pago de 5 mil pesos.

Así ocurrió con una moto, en la que un ciudadano le pagó a los policías 5 mil pesos y la moto apareció. La abogada del sindicato policial Jenifer Izquierdo confirmó estas denuncias.

A la denuncia por este hecho se agrega otra contra otro oficial que acosaba muchachos por la calle, situación que quedo registrada en un video donde se lo ve siendo increpado por personas que salieron en defensa de un menor.

La situación tomó ribetes preocupantes a juicio del sindicato policial cuando el denunciante fue interceptado en la calle, cuando paseaba con su familia, por dos móviles policiales que presuntamente lo habían confundido con un sospechosos.

Además, el jefe de Policía solicitó a la dirección nacional adjunta de Policía iniciarle un sumario al denunciante por hechos aparentemente "banales". El sindicato policial fue allí que pidió al ministro del Interior y al fiscal Juan Gómez protección para el denunciante.

En el transcurso del sumario, el jefe de policía de Treinta y Tres, que declaró el miércoles en esta investigación interna, dijo que las denuncias le habían parecido hechos menores y rumores y que por eso no las atendió.

Estas declaraciones dejaron en una mala situación al jefe de policía Luis Silveira ante sus superiores, según confirmaron fuentes de la investigación a Informativo Sarandí.

Para sumar más hechos confusos a este episodio, una actuaria del juzgado de Treinta y Tres, es familiar directa de uno de los denunciados por lo cual el caso tuvo que salir del departamento y ser presentado en el juzgado de Melo, en Cerro Largo.

Fuente | Informativo Sarandí 

Más Noticias