Joven brasileña fue descuartizada mientras los autores grababan el atroz crimen: la Policía encontró sus restos en una maleta

Publicar un comentario
Uno de los presuntos responsables del feroz asesinato está detenido y sigue la búsqueda de dos implicados más.


El caso de la desaparición de una joven brasileña en el estado de Río Grande del Sur tuvo un terrible fin, al difundirse un video en el que tres individuos la descuartizan y, semanas después, encuentra la Policía el cuerpo de la víctima. 
El 1 de marzo, agentes policiales del estado de Río Grande del Sur comenzaron la investigación del caso, tras tener conocimiento de un video grabado por tres individuos que sostenían una pierna humana mientras alardeaban sobre sus habilidades en el manejo de un cuchillo. En una de las escenas se ve "el cuerpo de una mujer, descuartizado, tirado en el suelo", según relataron las autoridades. 
Las primeras indagatorias establecieron que el asesinato y descuartizamiento ocurrió el 28 de febrero en el municipio de Canoas, en el área metropolitana de Porto Alegre, capital del estado.

Hallazgo
No fue sino el 24 de marzo cuando trabajadores municipales de Canoas, que hacían labores de limpieza en el barrio Río Blanco, descubrieron una maleta enterrada en el suelo. 
Según contaron a la Policía, al utilizar una excavadora para sacar el objeto, "una pierna humana se desprendió de la maquinaria". 
Poco después, el equipo forense de la Policía estadal encontró en el interior de la valija "el tronco, la cabeza, las piernas y los brazos de una víctima femenina que tenía varios tatuajes". 
Gracias a esos tatuajes, los uniformados identificaron a Gabriela Lima Santana, una joven de 21 años que había desaparecido en Capão da Canoa y cuya muerte se confirmó después en el video que llegó a manos de la Policía, tras ser difundido también en las redes sociales. 
La identificación fue corroborada posteriormente por un examen de huellas dactilares. 

Detenciones
Durante un operativo denominado "Gota de Agua", en el que participaron 25 agentes policiales, las autoridades dieron con un departamento ubicado en la calle Machadinho del barrio de Río Blanco, en donde Lima Santana fue asesinada. Dos personas fueron allí detenidas. 
Más tarde, el sábado 27 de marzo, otro sospechoso del crimen fue detenido en la ciudad de Florianópolis, en el estado de Santa Catarina, según confirmó a medios locales Robertho Peternelli, titular de la Delegación Policial de Homicidios y Protección de Personas. 
El detenido afirmó que no tuvo "mayor participación" en el asesinato de la joven brasileña y que se limitó a grabar el atroz material, informó Peternelli. 
La Policía continúa en la búsqueda de otros dos responsables del crimen, de los cuales uno ya fue identificado. 

Más Noticias

Publicar un comentario