Niño de 6 años y beba de año y medio murieron en incidentes con piscinas

Uno de los casos ocurrió en el barrio montevideano de La Teja, y el otro en el balneario fernandino de Piriápolis.

Los ahogamientos de niños y adolescentes son una de las principales causas de muerte durante el verano. El Ministerio de Salud Pública pide prestar especial atención a situaciones que puedan terminar en una tragedia, así como también, prever y concientizar sobre los riesgos de la falta de vigilancia cuando los pequeños entran al agua.

El primer incidente ocurrió en el barrio Montevideano de La Teja. Allí, una bebé de 18 meses se ahogó en una piscina en su casa, en la que se encontraba junto a sus padres.

Sobre las 19 horas de este miércoles, la pareja la trasladó de urgencia al Centro Coordinado del Cerro.

Los padres llegaron con la bebé en brazos pero inconsciente. Los médicos que la atendieron intentaron reanimarla sin lograr que sobreviva.

El segundo incidente ocurrió en un complejo acuático de Piriápolis, donde un niño de 6 años se accidentó y sufrió severas lesiones.

En la tarde de ayer se recibió un llamado al Servicio de Emergencias 9-1-1 por el posible ahogamiento de un menor de edad en una piscina en la ciudad de Piriápolis.

La Policía concurrió a un complejo ubicado en calle Piedras donde un niño de 6 años había sido rescatado de una de las piscinas desvanecido y con pocos signos vitales. El móvil de emergencia médica lo asistió en el lugar y lo trasladó en estado grave a un nosocomio particular de Maldonado.

Próximo a las 22 horas se recibió un llamado del centro médico informando el deceso del niño.

Enterado el Fiscal de 1° Turno dispuso directivas a seguir para la investigación de los hechos.

Los ahogamientos de niños y adolescentes son una de las principales causas de muerte durante el verano. El Ministerio de Salud Pública pide prestar especial atención a situaciones que puedan terminar en una tragedia, así como también, prever y concientizar sobre los riesgos de la falta de vigilancia cuando los pequeños entran al agua.

Algunas de las medidas recomendadas son las siguientes:

·Supervisión permanente de los niños cuando se encuentran en un sitio con piscina o en la playa

·Trancar con llave la puerta que lleva al espacio donde se encuentra la pileta en los momentos en que no se está usando

·Cubrir la pileta con una lona, tabla o similar cunado no está en uso

·Colocar a los pequeños chalecos salvavidas u otros elementos de flotación

NOTICIAS 24

Artículo Anterior Artículo Siguiente