Gobierno ajustó el Imesi de los cigarros, el tabaco, el alcohol y los combustibles

Gobierno ajustó el Imesi de los cigarros, el tabaco, el alcohol y los combustibles 

El aumento de ese impuesto sobre los combustibles no implica un suba en el precio para los usuarios pero sí en los otros productos

Como cada año, el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) emitió varios nuevos decretos que aumentaron el Impuesto Específico Interno (Imesi) para los cigarrillos, el tabaco, las bebidas y los combustibles.

En el caso de los cigarrillos y el tabaco, el impuesto que fija un monto fijo se ubicó con el nuevo ajuste en $ 90,22 para la caja de 20 cigarros (era $ 84,47) y de $ 40,18 (era de $37,62) para las cajas de tabaco de 45 gramos.

Según el decreto 440/021 con fecha al 29 de diciembre, hubo un aumento de 6,8% para ambos productos que ya fue traslado al precio al público.  

Para las bebidas, el decreto 443/021 estableció también una suba superior al 6% para muchas de ellas, aunque varían según el tipo de insumo que se trate.

Para el whisky la base especifica se determinó en $ 204,41, grapas cañas y amargas en $ 134,13, aguas minerales y sodas en $ 20,79, cervezas sin alcohol en $ 80,33 y demás cervezas en $ 83,56. Algunos jugos de fruta una base de $ 32,73, otros de $ 35,95 y para los energizantes pasó a $ 35,95.

Este decreto contempla otra decena de productos que el Imesi varía según el tipo de insumo.

En el caso de los combustibles, para la nafta Súper 95 el impuesto por litro se estableció en $ 30,04, en la Premium en $ 31,82, queroseno $ 8,33, nafta de aviación $ 34,24 y alcohol carburante $ 30,07.

En el caso de los combustibles, se reglamentó un aumento del Imesi del 6,79% para la nafta Super 95 y en 6,8% para la nafta Premium, lo que representa $ 30,04 y de $ 31,82 por litro, respectivamente. Esto no representa un aumento en el costo de la nafta para los usuarios, debido a que el Imesi es absorbido por Ancap, que pasa a obtener menos ganancias por litro vendido.

También se ajustó el Imesi para las grasas y lubricantes estableciendo nuevos valores por litro y por kilo.

Las disposiciones establecidas por dichos decretos comenzaron a regir el 1° de enero del 2022.

NOTICIAS 24

Artículo Anterior Artículo Siguiente