Messi: "Es el momento más difícil de mi carrera, no estaba preparado para irme del Barça"

"Hice todo lo posible por quedarme, pero no pudo ser", asegura el crack entre lágrimas en su despedida

Leo Messi se ha despedido este mediodía del Barcelona. Lo ha hecho a través de una rueda de prensa y acompañado de su familia, sus compañeros de equipo, algunos amigos y de los 35 títulos que ha conquistado con el primer equipo culé. Ha sido una conferencia emotiva, difícil, muy dura. Histórica. El que fuera capitán azulgrana ha puesto fin a su trayectoria como jugador del Barça después de casi 21 años y 17 temporadas en la máxima categoría. La institución catalana y él arrancan una nueva era.

Al argentino le ha costado comenzar a hablar. Emocionado, ha arrancado a llorar. Se ha tenido que tomar un tiempo para comenzar a despedirse del Barcelona. Ha iniciado la rueda de prensa con un breve discurso, después del cual ha respondido a las preguntas de los cientos de periodistas que estaban en el Camp Nou.

"Hoy me toca despedirme de esto. Son muchos años acá, llegué siendo muy chiquito, con 13 años, y después de 21 años me voy con mi mujer y mis tres hijos catalano-argentinos. Esta es nuestra casa", prosiguió.

"Lo di todo por este club y por esta camiseta desde el primer día que llegué hasta el último. Me voy más que conforme", afirmó Messi, quien admitió no obstante que le queda "la espinita de haber conseguido otra Champions más".

El excapitán ha insistido en que no estaba preparado para dejar el Barça. No se lo esperaba: estaba decido a seguir: " Es el momento más difícil de mi carrera deportiva. Cuando me lo dijeron me bloqueé. Ha sido una jarra de agua fría. He tenido momentos duros y difíciles, pero este.... Siento mucha tristeza, no me lo esperaba. Siempre fui de frente. Siento tristeza. Aún estoy asimilándolo. Hice todo lo que pude por seguir. Me bajé la ficha a la mitad. Yo quería quedarme. El año pasado lo tenía decidido, pero éste no. Y nadie me pidió nada más. No se pudo hacer. Estaba todo arreglado, pero por el tema de LaLiga no se hizo.

Según Messi, finalmente la operación "no se puedo hacer por la deuda del club, por La Liga" y negó haberse sentido engañado por Laporta durante las negociaciones. "No hubo falsas esperanzas. Todos estábamos convencidos de que se iba a poder hacer. Tan claro era que estaba todo arreglado", resumió.

Por eso, al '10' no esconde no mal que lo está pasando por tener que marcharse en contra de su voluntad, algo que aún no ha asimilado. "Siento tristeza, mucha tristeza, porque me voy del club al que amo. No me lo esperaba", lamentó con los ojos llorosos.

Aunque jamás pensó en cómo sería su despedida, a Messi le hubiera gustado marcharse del club "de otra manera" y no de forma tan inesperada y sin la posibilidad de hacerlo en el terreno de juego y con la camiseta azulgrana.

"Extrañé mucho a los hinchas durante la pandemia, quería escuchar una última ovación con mi nombre. Si lo hubiera imaginado sería con el estadio lleno y pudiéndome despedir bien, pero se dio así y quiero agradecer todo el cariño de estos años", afirmó.

Más Noticias