Paulo Londra denuncia una millonaria estafa contra uno de los mayores productores de trap

En el mundo del trap, la presunta estafa por parte de Ovy On The Drums hacia Paulo Londra pone a todos los cantantes en una disputa.

El rapero apareció ayer en las redes sociales para referirse a la productora musical que, según él, lo traicionó.

"Ni sé cómo le dan cabida a los giles", twitteó el cantante de 23 años, quien trabajaba con Ovy antes de que haya una disputa judicial que, hasta que se resuelva, lo tiene fuera de los escenarios.

Los cantantes del trap fueron tendencia apenas Becerra celebró el proyecto que está llevando adelante: "Un placer trabajar con vos, Ovy”. De esta manera, muchos fans la consideraron "traicionera". Incluso citaron un tweet de junio de 2020, donde la joven crítica y lamenta lo ocurrido con Paulo Londra.

Sin embargo, el artista recibió apoyo por parte de colegas como Duki y Nicki Nicole, entre otros, que recordaron el engaño que sufrió en su carrera musical.

El fin de la relación profesional con Daniel Oviedo y el presidente del sello discográfico Big Ligas (Cristian Salazar), finalizó hace unos años tras meses de presiones y traiciones. "Confié en ellos, rechacé otros contratos porque decían que no eran lo mejor para mí. Estaba entusiasmado, pensé que todo lo mejor posible estaba por venir. Les dije que nos llamemos 'Big Ligas', porque vamos a crecer tanto independientemente que nos van a admirar", dijo el cordobés.

Según Paulo Londra, Salazar se acercó a él con unas fotocopias, una lapicera y un filmaker con la "trampa" de subir un video a las redes: "Mientras nos filmaban, me dijo que firme unos papales, pero pensé que era un simple video. Nunca creí que eso fuese un contrato, el cual hagan valer de esa forma tan engañosa".

"Después me dijeron que mire las hojas y que mañana íbamos a tener una charla con los abogados Stephanie Chopurian y Matt Greenberg. Yo solo en Colombia, sin ningún amigo en verdad y sin saber qué había hecho", agregó indignado: Y continuó: "No podía y no quería aceptar que me habían hecho firmar algo sin ver, sin un letrado a mi lado, y sin posibilidad de analizarlo con alguien cercano mío".

Así, el argentino más escuchado en Spotify y YouTube tuvo una cláusula de copyright que lo perjudicaba hasta diciembre de 2020, donde no podía usar su voz sin el consentimiento ajeno. De esta manera, no sólo no tenía derechos sobre sus propias canciones sino que además no podía sacar nuevos trabajos.

Si bien el autor de "Adan y Eva" puede volver a producir, el juicio internacional por las regalías que se quedaron Big Ligas y Ovi On The Drums sigue su curso. Y aunque no pierde las esperanzas, será un paso complejo demostrar la supuesta estafa.

Por último, el cordobés firmó con la discográfica Warner un acuerdo que se extendió hasta 2025, por lo que todo lo que produjera debía dividirse entre la productora colombiana y la multinacional.

Con información de Ámbito 

Más Noticias

Llamado Policía Caminera

Llamado Policía Caminera
Llamado | Agente Ejecutivo en la Dirección Nacional de Policía Caminera $ 41.906

Noticias a Tu Correo