Dos hombres fueron enviados a prisión por dos homicidios ocurridos en 2019

Publicar un comentario

Investigadores de la Zona Operacional III lograron recabar las pruebas suficientes para llevar a los dos hombres ante la Justicia.





Sobre las 19 horas del 28 de marzo de 2019, la Policía concurrió a la policlínica de Capitán Tula donde había ingresado un herido de arma de fuego, quien posteriormente falleció en el Hospital de Clínicas.


En declaración aportada por testigos se pudo saber que la víctima de 23 años caminaba junto a un amigo por Pasaje 3 y Teniente Rinaldi cuando una moto, ocupada por dos personas, se detiene y uno de ellos lo increpa acusándolo de haber robado la casa de su hija, iniciándose así una discusión. En determinado momento el autor sacó un arma de fuego y le efectuó un disparo en la cabeza.


La Policía identificó al autor pero no logró ubicarlo hasta el pasado 26 de enero, cuando un móvil que patrullaba la zona de Avenida de las Instrucciones y Mendoza en busca del requerido lo ve salir de una casa en bicicleta.


El hombre se percató de la presencia de los efectivos por lo que comenzó a correr hasta que fue detenido. Entre sus ropas llevaba un arma de fuego tipo pistola con un cartucho en la recámara y un cartucho en el bolsillo.


Junto a la bicicleta se encontró una mochila con un cartucho .380, 1 vaina 7.65 Browning, 1 vaina calibre 32, y un revólver calibre 22 sin municiones.


Llevado a declarar ante la Fiscalía Penal de 2º turno de Homicidios, la Juez Letrada de 1º Instancia en lo Penal de 35º turno condenó al autor de 43 años como autor penalmente responsable de un delito de homicidio a la pena de seis años y seis meses de prisión.


El otro homicidio ocurrió un mes después, el 29 de abril de 2019, cuando un hombre que estaba robando cables del alumbrado público en el predio de una vivienda fue herido de arma de fuego por su propietario. El hecho tuvo lugar en Soria y José Batlle y Ordoñez, jurisdicción de la seccional 8º.


En el lugar la Policía encontró una bicicleta, un alicate y una mochila con un rollo de cable del alumbrado público en su interior.


Identificado el autor, un hombre de 44 años sin antecedentes penales, la Fiscalía ordenó su detención y la inspección de su vivienda donde se encontró 21 vainas, una pistola calibre 9mm, dos escopetas, un rifle 22, y cuatro cartuchos calibre 22.


En esa oportunidad el detenido fue formalizado por la comisión de un delito de homicidio a título de dolo eventual y agravado por el uso del arma y se le fijó como medida cautelar que fijara domicilio por el plazo de 120 días y la prohibición de salir del país, con retención de los documentos de viaje por el término de 60 días.


En las ultimas horas fue llevado a declarar ante la Justicia, donde luego de tomarle declaración el Juez Penal de 36º Turno dispuso su condena como autor penalmente responsable de un delito de homicidio a título de dolo eventual y agravado por el uso de arma de fuego a la pena de dos años de penitenciaría que será sustituida por libertad vigilada.


Más Noticias

Publicar un comentario