Parte rumbo a Moscú el tercer vuelo de Aerolíneas Argentinas para buscar un nuevo cargamento de la vacuna Sputnik V

Publicar un comentario

El periplo demandará un total de 40 horas, entre el viaje de ida hacia la capital rusa, la carga de la aeronave y el regreso.




Un avión de Aerolíneas Argentinas despegó este martes del Aeropuerto Internacional de Ezeiza, rumbo a Moscú, para recoger allí y llevar al país suramericano un nuevo cargamento de la vacuna rusa contra el covid-19, la Sputnik V. 


La aeronave partió la noche de este 26 de enero y, al igual que la vez anterior, su periplo para el traslado de las vacunas demandará un total de 40 horas, entre el viaje de ida hacia la capital rusa, las labores de carga y el regreso, según confirmó el presidente de la empresa aérea, Pablo Ceriani.


"En los últimos días estuvimos trabajando intensamente para poder realizar este importante vuelo. [...] Seguiremos trabajando con la misma energía y dedicación para poder traer al país la mayor cantidad posible de vacunas", declaró Ceriani.


Se trata del tercer cargamento del fármaco ruso que llegará a Argentina. El primero, con 300.000 dosis, arribó a la nación el pasado 24 de diciembre y cinco días después se inició la campaña de vacunación en todas las provincias. El segundo, con el mismo número de unidades, llegó a Argentina el 16 de enero. 


La Sputnik V

La vacuna Sputnik V, desarrollada por el Centro Nacional de Investigación de Epidemiología y Microbiología Gamaleya, de Moscú, utiliza una tecnología de adenovirus humano de dos vectores diferentes, Ad26 y Ad5, que se aplican en dos inyecciones. 


Esta solución no contiene adenovirus humanos vivos sino vectores adenovirales, que no se multiplican y resultan completamente seguros para la salud. De hecho, el fármaco se basa en una plataforma de dos vectores previamente desarrollada, con la que ya se crearon otras vacunas. Los resultados obtenidos durante la tercera fase de los ensayos clínicos mostraron que la eficacia de Sputnik V es del 91,4 %. 


Las dos dosis de la vacuna rusa se administran con un intervalo de 21 días. La primera toma inicia la respuesta inmunológica con el desarrollo de anticuerpos contra el SARS-CoV-2, mientras que la segunda debe potenciar sus efectos. La eficacia completa no se consigue hasta alrededor de una semana después de la segunda aplicación.


Sputnik V es la única vacuna aprobada y suministrada hasta el momento por el Gobierno de Argentina, que prevé vacunar a 10 millones de ciudadanos en los primeros meses del año. 



Más Noticias

Publicar un comentario

Noticias a Tu Correo