Ultimas Noticias

6/recent/ticker-posts

Lidiar con la culpa por haber dado positivo de Coronavirus: "Ahora tengo a todo el mundo en cuarentena"

Como sociedad, debemos tener empatía con la persona que se contagio, es algo que no depende de el, con el pais y la economía abierta es muy probable que mas tarde o mas temprano seas tu quien se contagie.



"No puedo evitar sentir esta culpa"

Le comunicaron su positivo a principios de semana y desde ese momento no deja de martirizarse. "Ahora tengo a todo el mundo en cuarentena, a todos en vilo. No sé si es racional sentir esta culpa, pero no puedo evitarlo", explica. Dice que preferiría que le recriminasen y, sin embargo, no recibe más que muestras de cariño. Cuando ve algunas imágenes en los informativos, le abochorna sentirse en el colectivo de irresponsables e inconscientes que propagan los brotes. Pero no es su caso. Cumplió el encierro, siguió todas las recomendaciones y asumió las restricciones de la mal llamada nueva normalidad. Ahora está en alerta pensando en los demás y se despierta cada mañana con la misma pregunta: ¿Pude evitarlo?


Juan Carlos es un ejemplo más de cómo la pandemia nos está enseñando a vivir con emociones e inquietudes que, sin ser nuevas, ahora se van enredando en una compleja malla. La culpa, un sentimiento natural e importante en las relaciones sociales, puede llegar ahora a convertirse en una de esas emociones basura de las que conviene desprenderse para seguir adelante. Pero ¿cómo liberarnos? 


La psicóloga Gabriela Laviano, está observando en las últimas semanas la necesidad urgente de aprender a conciliar la responsabilidad ante la pandemia y la empatía que implica la decisión de cuidarnos para proteger a los demás con la posibilidad real de infectarnos y de transmitir el virus a alguien más. “No es fácil gestionar tantos sentimientos cuando está en juego nuestra salud y la de los que más queremos. Es otra consecuencia más de la pandemia”, señala Laviano.


En este juego de responsabilidad, empatía, solidaridad y liberación de culpa, Laviano propone a personas que, como Juan Carlos, se han infectado y viven con esa desazón, las siguientes pautas:


Asumir el daño

Expresar la culpa, asumir el daño que hemos podido causar y hablar con la gente más cercana. Esto nos ayuda a superar el sufrimiento y ser más transigentes con nosotros mismos. La negación no es buena estrategia.


Fallar es humano

Entender que en esta pandemia hay situaciones que se escapan de nuestro control. Es un virus altamente contagioso y, al fin y al cabo, fallar es humano.


Aceptar la realidad

Aceptar la realidad y quedarse con lo que tiene la culpa de responsabilidad, reparación, aprendizaje y crecimiento. Si hay algo que aún pueda repararse, debemos intentarlo.


No castigarse

Eliminar la parte de castigo, autoexigencia o vergüenza. Tal vez nunca lleguemos a saber quién contagió a quién. Lo principal es saber que se tomaron todas las precauciones. Merecemos amor y debemos recibir ese apoyo. ¿No haríamos igual si fuese otra persona la que necesitase ahora una prueba de afecto y cariño?


Aprender a convivir con el virus

El virus seguirá presente y tendremos que aprender a convivir tanto con él como con la frustración y impotencia que generan su presencia en nuestras vidas.


La culpa es necesaria

Asumamos que la culpa es necesaria. Surge de la sensación de haber vulnerado la norma personal o social perjudicando a alguien y, por tanto, cumple la función de hacernos conscientes del mal que hemos causado y de cómo lo podemos reparar. Es un mensaje que debe llegar a toda la sociedad.


Pasar página

Si no ha existido ninguna falta objetiva ni razón que justifique sentirse culpable, no va a cumplir esa función adaptativa. Es necesario pasar página. De lo contrario, ese malestar puede derivar en otras emociones muy perjudiciales, como desprecio por uno mismo, pensamientos obsesivos o tristeza.


Responsabilidad individual

El coronavirus sigue activo y está demostrando una tasa de transmisión alta. Es importante cumplir las normas de protección. Nuestra responsabilidad individual es clave para frenar la pandemia, pero no podemos sentirnos culpables de algo que a veces puede escapar a nuestro control.


En el día de hoy el pais registro un nuevo récord, 533 casos en un solo día, llevando al acumulado a 9708 casos totales en Uruguay.


Todos podemos aportar nuestro granito de arena, manteniendo la calma, evitando contactos innecesarios, reflexionar que entre todos saldremos victoriosos de esta angustiante situación.


Noticias 24


Publicar un comentario

0 Comentarios