Internaron al expresidente Argentino Carlos Menem




Fue derivado a una clínica de la Ciudad de Buenos Aires por una infección urinaria que se complicó.


El expresidente Carlos Menem, de 90 años, fue a realizarse un análisis de rutina a una clínica de la Ciudad de Buenos Aires y a raíz de una infección urinaria quedó internado.


El senador peronista volvió a ser hospitalizado el martes tiempo después de haber estado internado por neumonía a mediados de año, cuando se descartó que se tratase de coronavirus.


El dirigente experimentaba desde la medianoche del martes “una frecuencia cardíaca un poco alta”, según consignó Télam. “Lo trasladamos y era una infección urinaria. Queda internado porque le tienen que suministrar antibióticos, pero pasó una buena noche”, indicaron las fuentes.


Menem pasó la primera noche de su nueva internación sin sobresaltos y es sometido a un tratamiento con antibióticos. El exjefe de Estado permanece internado en el sanatorio de Los Arcos de la Ciudad de Buenos Aires.


En diálogo con Clarín, desde el entorno del expresidente remarcaron que el senador se encuentra fuera de riesgo. “No es nada grave”, afirmaron, aunque no descartaron que pudiera quedar ingresado algunas horas para que le realicen los correspondientes controles. El senador estaría acompañado por su hija Zulemita.


El expresidente estuvo internado dos veces este 2020, una en junio y otra en julio, aunque debido a problemas crónicos de salud, sin relación con la pandemia del coronavirus.


En la primera oportunidad, las fuentes consultadas explicaron que se trató de una internación vinculada a la diabetes, mientras que el 13 de junio, el legislador por La Rioja fue hospitalizado en el Instituto del Diagnóstico por una neumonía bacteriana. Durante diez días fue sometido a diversos tratamientos con antibióticos, mientras los análisis de coronavirus que se le realizaron fueron negativos.


Menem gobernó entre 1989 y 1999, período en el que impulsó reformas neoliberales y mantuvo una alianza estratégica con Estados Unidos, pese a que representaba al Partido Justicialista (PJ, peronista), históricamente ligado a políticas de fomento de la industria nacional y los derechos laborales de los trabajadores, y equidistante de las naciones desarrolladas en materia de diplomacia internacional.



Más Noticias

Noticias a Tu Correo