Un padrastro y un profesor de boxeo imputados por abuso sexual de menores

Los dos casos fueron denunciados por familiares de las víctimas, luego de que ellas les relataran las situaciones sufridas.





La Fiscalía de Artigas imputó a dos hombres en dos casos de abuso sexual de menores.


En uno de los casos, una niña le contó a sus familiares que su padrastro había realizado actos de índole sexual sobre ella. Ante esto, los adultos referentes solicitaron ayuda a técnicos del Sistema Integral de Protección a la Infancia y a la Adolescencia contra la Violencia (Sipiav), quienes dieron comienzo al proceso de apoyo psicológico y realizaron la denuncia en agosto pasado.


Tras la denuncia, la Justicia dispuso medidas cautelares de prohibición de acercamiento y/o comunicación por cualquier medio y de acercamiento en un radio de 500 metros por 180 días.


Las pericias psicológicas y los análisis médicos confirmaron el hecho denunciado.


El hombre, de iniciales C.A.D.R., fue condenado en proceso abreviado por un delito de abuso sexual agravado por aprovecharse de su condición de responsable de la atención o cuidado de la salud de la víctima y por ser la víctima menor de 18 años, a una pena de cinco años de cárcel.


Se dispuso además la pérdida o inhabilitación para el ejercicio de la patria potestad, tutela, curatela, guarda o tenencia de niñas, niños o adolescentes o personas con discapacidad o personas mayores en situación de dependencia, así como inhabilitación para el ejercicio de funciones públicas y privadas en el área educativa, de la salud y todas aquellas que impliquen trato directo con niñas, niños y adolescentes, personas con discapacidad, personas mayores en situación de dependencia, cargos públicos o privados en la educación o la salud.


También se determinó que su nombre sea incluido en el registro nacional de violadores y abusadores sexuales, y que además deba una reparación patrimonial a la víctima equivalente a 12 salarios mínimos mensuales.


Una vez que sea liberado tendrá prohibido comunicarse y acercarse a menos de 500 metros a la víctima por un plazo de 180 días.


En el otro caso, C.A.C.M., de 34 años, fue condenado por un delito de violación agravado contra una adolescente de 16 años.


El padre de la víctima denunció el hecho ocurrido en noviembre de 2018. Según el relato de la víctima, el abuso ocurrió en ocasión de una actividad con un grupo deportivo.


El imputado, profesor de boxeo, la acompañó hasta su casa. Posteriormente, le envió un mensaje de texto, invitándola para salir a tomar algo, concurriendo ambos a la casa de una compañera, donde permanecieron tomando bebidas alcohólicas hasta aproximadamente las 3 de la madrugada. Luego, el imputado le manifestó que la acompañaría hasta su casa pero antes pasarían por la casa de él. Cuando concurren ambos a la casa de él, se sientan a charlar, comienzan a besarse pero no recuerda lo ocurrido a posteriori. La víctima manifiesta que se encontraba confundida, según detalla la Fiscalía.


En relación a lo que pasó después en la casa del imputado lo recuerda en parte; expresa que la estaba besando y se dormía y cuando “volvió en sí” estaba sin la parte de abajo de la ropa, agrega el dictamen.


El fiscal Hermes Antúnez solicitó la prisión preventiva del imputado, pero la jueza de la causa dispuso como medida cautelar el arresto domiciliario por 120 días.


Fuente / Subrayado


Publicar un comentario

0 Comentarios