Ultimas Noticias

6/recent/ticker-posts

Mito o Realidad - ¿Alguna vez escuchaste hablar de una culebra que se alimenta de leche?

 ¿Alguna vez escuchaste hablar de una culebra que se alimenta de leche? Si vives o tienes algún conocido en alguna zona rural , esto seguramente te sonará familiar. Si no, prepárate para conocer uno de los mitos más increíbles que giran en torno a un reptil y que como muchos otros, perduran hasta nuestros días y son la causa de que se persiga injustamente a estos valiosos animales.  



Según este mito, hay una serpiente que se alimenta de leche humana, pero… ¿cómo es que ocurre esto? Pues bien, resulta que mientras una mujer está amamantando a su hijo, esta culebra adormece a la madre, introduce su cola en la boca del bebé y, en ese momento… ¡comienza a beber leche del seno de la mujer! Este mito puede variar un poco según la zona donde se cuenta; así, en algunos lugares de México, la gente añade que la cola de esta serpiente es bifurcada, es decir, que termina en dos colas que introduce en la nariz de la madre para adormecerla.  


Aunque este mito es contado en México, tuvo su origen en Europa. Existen grabados y figuras esculpidas que muestran serpientes alimentándose del pecho de una mujer y que han sido encontradas en España, como parte de la arquitectura de algunas Iglesias medievales. A pesar del tiempo transcurrido desde entonces y los avances en el conocimiento de la naturaleza, esta creencia sobrevivió y mientras te encuentras leyendo estas líneas, te sorprenderá saber que en muchas zonas rurales de España, así como en México, este mito es contado y creído por algunas personas. Este fue traído a México con los conquistadores españoles y transmitido a la mente de los nativos por los evangelizadores europeos.


Ya conoces el mito, ahora, es momento de conocer la verdad. La serpiente protagonista de esta historia es conocida comúnmente como cincuate, palabra de origen náhuatl que se traduce como “serpiente del maíz” y cuyo nombre científico es Pituophis deppei. La podemos encontrar en una gran variedad de hábitats, en Estados del centro y norte de México, donde suele hallarse cerca de cultivos y viviendas humanas, pues estos lugares tienden a ser refugio de ratones, los cuales a su vez son presa de estas serpientes. Por ello, son de gran ayuda para los humanos al mantener controladas las poblaciones de roedores, evitando se conviertan en una plaga y todos los daños que esto ocasionaría. 


Otra característica que debes saber sobre los cincuates o alicantes es que no son venenosos y únicamente morderán si se sienten amenazados; sin embargo, antes de morder preferirán escapar o agitar la cola como advertencia, lo cual puede ocasionar que algunas personas las confundan con una serpiente de cascabel. Bien, ya sabes que no son venenosos y que son parte importante de los ecosistemas como depredadores, además de que benefician al ser humano ayudándolo en su lucha contra los roedores que pueden dañar sus cosechas; ahora, es momento de que conozcas la verdad detrás del mito sobre la culebra que toma leche... ¿es realmente posible que una serpiente pueda alimentarse de leche? La respuesta es un rotundo NO.  


Los cincuates, como otras culebras, están diseñados anatómicamente para sujetar a su presa y engullirla entera, ayudándose de pequeños dientes puntiagudos, por lo que son incapaces de masticar y sobre todo de succionar, como lo harían muchos mamíferos; por otro lado, su lengua no tiene función alguna cuando se están alimentando, ya que es un órgano que utilizan para percibir su entorno y tampoco les ayudaría para alimentarse del pecho de una mujer. Pero no sólo eso, al no ser mamíferos, la leche NO está dentro de su dieta. Así que la próxima vez que escuches esta historia, ya sabes dónde se originó y que es algo que no ocurre en la realidad, pues es uno de tantos mitos que se han originado como producto de la imaginación y fantasías humanas. 


Tú puedes ayudar a revelar la verdad detrás de este y otros mitos que ocasionan la persecución injusta del cincuate y otras especies. Te invitamos a que nos compartas los mitos que conozcas sobre otros animales.


Ayúdanos a conservar y proteger a los animales, sé su vocero, habla por ellos.



Publicar un comentario

0 Comentarios